Cama abatible: solución inteligente para espacios pequeños

Si estás pensando en añadir una cama en esa habitación que te sobra pero no quieres perder espacio; o bien, es hora de que el Rey de la casa tenga la mini mansión que se merece y pueda seguir correteando libremente durante el día, la solución que necesitas pasa por elegir una cama abatible.

Son ideales para esos segundos dormitorios de pequeñas dimensiones y podrás tener una cama extra durante la noche sin perder funcionalidad durante el día. ¿Otra ventaja? Te despreocuparás de que la cama se quede mal hecha y toda la estancia quedará ordenada en un abrir y cerrar de ojos.

Las hay de apertura vertical u horizontal. Las primeras son aquellas que se abren del lado más corto del colchón por lo que estirando desde arriba hacia abajo podrás abrir la cama dejando normalmente la cabeza pegada a la pared. Por el contrario, si necesitas colocar la cama en la pared más extensa de la habitación y tienes poca anchura, las de apertura horizontal son las tuyas, ya que se abren del lateral largo del colchón y quedará toda la cama completamente pegada a la pared.

Si este es tu caso y necesitas una de apertura horizontal, la cama abatible JAK es perfecta, con su diseño de líneas sencillas y su acabado en madera y color pizarra revestirá la pared con estilo y quedará oculta a los ojos de tus inquilinos. ¿Qué será, armario o cama?

Si necesitas espacio extra, échale un ojo a las diferentes opciones que te propone Muebles Rey, camas dobles, con armario, con baldas, escritorio debajo… ¡Infinitas posibilidades y acabados!

Cama abatible