Dormitorios para niños que disfrutan aprendiendo

Cuando nuestros hijos dejan atrás su primera etapa de juego y aprendizaje quiere decir que ya no son bebés y que sus necesidades e inquietudes han crecido con ellos. Ahora disfrutan de sus nuevas aventuras en el colegio de mayores, de sus nuevas obligaciones como estudiantes y de sus ratitos de un juego mucho más personalizado y centrado en sus aficiones.

Se nos cae la baba viendo la personita en la que se está convirtiendo. ¿Tendremos un futuro químico en la familia?, ¿o un gran maestro?, ¿o quizá el mejor maquillador de la ciudad? Sea lo que sea queremos que desarrolle sus cualidades al máximo y se convierta en la mejor versión de sí mismo.

Es hora de adaptar su dormitorio a esta nueva etapa y reflejar su personalidad en su nuevo rincón favorito. Necesitará por tanto, una gran cama con cajones para ordenar sus cosas, un buen armario donde tener controlados sus propios estilismos, un escritorio funcional para preparar sus primeros exámenes; y por último, una estantería en la que colocar sus objetos favoritos y aquellos recuerdos que hablen de quiénes son.

¿Qué te parece el dormitorio juvenil Edel? Si el color amarillo es su favorito, darás en el clavo. Niño feliz, padres felices.