Sillones relax, el momento zen de cada día

A veces, la recompensa a un largo y duro día de trabajo está al alcance de nuestra mano. De hecho, puede estar en nuestro salón. Hablamos de los sillones relax que, con su nombre, lo dicen todo. Un buen sillón relax envolverá todo tu cuerpo, ofreciendo una adaptación máxima y un descanso reparador. Además, existen sillones relax con función de masaje, que emitirán una serie de vibraciones agradables que liberarán de tensión tus músculos.

sillonex_relax

Son cómodos, no ocupan demasiado espacio, perfectos para relajarse frente a la tele o para leer un libro. Pero, ¿de dónde vienen este tipo de sillones? Habría que remontarse a Inglaterra, a finales del siglo XVII, donde aparecieron los primeros sillones orejeros. En aquella época, los aristócratas empezaron a usar estos sillones porque las chimeneas no eran suficientes para calentar toda la casa y, con la forma de los sillones orejeros, se resguardaban mejor del frío.

sillones_relax_5-1

Actualmente, los sillones orejeros siguen estando de moda y son un must en la decoración de salones clásicos. No obstante, este tipo de sillones han ido evolucionando con el paso de los años y se han modernizado hasta alcanzar, hoy, el sumun de la comodidad. Ahora, disponemos de sillones relax con sistemas reclinables eléctricos, activables con un mando.

sillones_relax_4

También hay sillones reclinables manuales y otros con sistema de masaje. También hay sillones relax giratorios, tipo butaca moderna.

sillones_relax_2

sillones_relax_1

En cuanto a sus acabados, destacan los sillones relax de piel o de símil piel, y también los tapizados en telas jaspeadas. Por colores, triunfan los negros, grises y color chocolate.

sillones_relax_3

Comodidad, relax, estirar las piernas, reposar la espalda, todo el espacio para ti… Éstas son solo algunas de las ventajas de tener un sillón relax. En Muebles Rey, nos preocupa tu bienestar y por eso hemos lanzado una nueva colección de sillones relax que puedes conocer en nuestra tienda online o en tiendas físicas.